Foro Comunitario por el saneamiento de la cuenca Atoyac-Zahuapan


7 de noviembre de 2017

Explanada frente al Palacio del Poder Legislativo de Tlaxcala.

El pasado 7 de noviembre del 2017, se llevó a cabo el Foro Comunitario por el Saneamiento de la Cuenca Atoyac-Zahuapan, en la explanada frente al Palacio del Poder Legislativo de la capital tlaxcalteca, convocado por organizaciones de la sociedad civil, entre los que destacan: Red de Jóvenes en Defensa de los Pueblos, Coordinadora por un Atoyac con Vida. 

Al foro asistieron representantes gubernamentales y académicos de Puebla, Tlaxcala y México, quienes coinciden en el alto grado de contaminación que presenta el Río Zahuapan. Así mismo, los representantes de las organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado a las autoridades responsables para garantizar el ejercicio de los derechos a la salud, a un medio ambiente sano y a garantizar el cumplimiento de la normatividad en esta materia.

En el primer panel, dirigido por los activistas, se presentó la problemática que existe relacionada a la falta de regulación ambiental, de inspección, de sanciones, clausuras o incluso de juicios para aquellas empresas que vierten sustancias tóxicas o peligrosas al río.  Entre las causas principales de contaminación, se mencionaron las siguientes: a) el acelerado cambio de uso de suelo, sobretodo de algunas industrias tales como: la automotriz y de autopartes, papel, alimentos, siderúrgica y metalmecánica;  b) la migración y el aumento de población; c) el incremento de la generación de residuos sólidos urbanos y su mala disposición y recolección; d) el incremento del parque vehicular; e) el agua residual domiciliaria; f) las descargas industriales que se conectan a las descargas municipales sin previo tratamiento; g) falta de recursos para llevar a cabo acciones concretas para detener la contaminación al río; entre otras. Lo anterior, da como resultado la contaminación del río que rebasa los límites máximos permisibles establecidos en la normatividad ambiental, lo que representa un riesgo a la salud de la población.

El segundo panel estuvo a cargo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), representada por el director del área uno de la sexta visitaduría, Jorge Manuel Hori Fojaco, quien presentó la Recomendación emitida el 21 de marzo del 2017 en relación a la violación de los derechos humanos a un medio ambiente sano, saneamiento del agua y acceso a la información, en relación a la contaminación de los ríos Atoyac, Xochiac y sus afluentes en agravio de quienes habitan y transitan en los municipios de San Martín Texmelucan y Huejotzingo, en Puebla e Ixtacuixtla de Mariano Matamoros, Tepetitla de Lardizábal y Nativitas en Tlaxcala.

La recomendación está dirigida a las autoridades, específicamente a la SEMARNAT, CONAGUA, PROFEPA, COFEPRIS, los gobiernos de los estados de Puebla y Tlaxcala, así como a las autoridades de los municipios antes mencionados; y surge en respuesta a la queja interpuesta en junio de 2011 por un grupo de varios pobladores de los municipios señalados en la recomendación, que a su vez están agrupados en la Coordinadora por un Atoyac con Vida, además de los integrantes del Centro Fray Julián Garcés, y de Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C.; luego que un gran número de personas han sido expuestas a múltiples sustancias contaminantes provocándoles enfermedades graves.

Este documento incluye 100 puntos recomendatorios a todas las autoridades federales, estatales y municipales, específicamente a la SEMARNAT, CONAGUA, PROFEPA, COFEPRIS, Gobernadores, Presidentes municipales de Puebla y Tlaxcala.

La recomendación sugiere entre otras cosas: generar información ambiental y actualizar permanentemente los informes; el monitoreo, riesgos y daños a la población; difundir la información generada, que sea de acceso público; mejorar la capacidad de las estaciones de monitoreo; la coordinación entre los tres órdenes de gobierno; la imposición de clausuras o sanciones en caso de que aplique; el control y verificación del cumplimiento de la normatividad, atención y seguimiento puntual a denuncias; el registro de descargas; y el ejercer sus atribuciones en cuanto a la disposición de las descargas (drenaje y alcantarillado).

La recomendación busca un escenario ideal donde predomine el principio precautorio, donde se analice la renovación de permisos de descargas dando cumplimiento a lo establecido en el Capítulo 39 del COREMUN en el caso del municipio de Puebla, y un diagnóstico permanente de salud, donde se monitoreen los riesgos toxicológicos y medidas correspondientes.       

Derivado de la Declaratoria, diversos grupos de la sociedad civil elaboraron la Propuesta Comunitaria para el Saneamiento Integral de la Cuenca Atoyac-Zahuapan, misma que fue presentada en el tercer panel. La propuesta se compone de 6 puntos principales que tienen los siguientes propósitos: 1) Saneamiento de la cuenca del alto Atoyac; 2) Restauración de los suelos; 3) Prevención de la contaminación futura; 4) Plan emergente de salud; 5) Garantía de recursos financieros para la ejecución efectiva del Plan; 6) Reparación del daño y la garantía de no repetición.

Por último, se presentó el panel de académicos de la UNAM quienes destacaron los resultados derivados de las líneas de investigación relacionadas al río Atoyac. Mencionaron que después de veinte años de contaminación en la cuenca alta, es posible observar zonas sin vegetación de la ribera, reducción del flujo y azolve, deforestación y una calidad del agua deficiente. Así mismo, destacaron el riesgo de la población por las diferentes vías de exposición (contacto dérmico, inhalación o ingestión) a los contaminantes presentes en el río. Por lo anterior, los académicos sugieren reunir e involucrar a todos los actores relacionados en el tema del agua y del saneamiento del río, de tal forma que se busque asegurar las acciones y el presupuesto para su implementación.