Instalación del Comité “Vive Atoyac"

Durante la instalación del Comité “Vive Atoyac", el alcalde Luis Banck enfatizó que de acuerdo a un estudio de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se ha calculado que el costo de no sanear el río Atoyac es de unos 720 millones de pesos al año, esto quiere decir, aproximadamente 2 millones de pesos al día.

El Presidente Municipal destacó en conferencia de prensa que el rescate del río no es únicamente una cuestión económica, sino que es un tema de desarrollo social, respeto al ambiente, recuperación de espacios, sustentabilidad y proyección de nuestra ciudad.

Además refirió que el hecho de que la población se vea afectada en la salud, implica que también sea menos productiva, y por lo tanto, se refleja en impactos negativos en los ingresos de las familias y en el potencial de desarrollo económico de la ciudad.

Para la ejecución y seguimiento de esta iniciativa ambiental sin precedentes en la historia de la ciudad de Puebla, el alcalde Luis Banck instaló el Comité “Vive Atoyac”, que une los esfuerzos del Gobierno Municipal, en coordinación con la administración estatal, la sociedad civil, la Comisión Nacional del Agua, organismos empresariales, universidades, especialistas en la materia y principalmente, los ciudadanos.

El Comité “Vive Atoyac”, integrado por un Consejo Técnico, un Consejo Consultivo y un Órgano Ejecutivo, presentará semestralmente un informe de avances. El Consejo Técnico conformado por especialistas en la materia, tiene dos mandatos fundamentales: reunir toda la información acerca de la situación que guarda el Atoyac y el segundo, proponer un plan de acción coordinado entre los órdenes de gobierno y todos los sectores involucrados, el público, privado, social y académico.

La tercera instancia que conforma el Comité, es el Órgano Ejecutivo integrado por autoridades federales, estatales y municipales que irán sumando a otras instancias, representantes de la sociedad civil y vecinos, para llevar a cabo el plan de acción.

“Hoy nuestros ríos, no sólo éste, no sólo el Atoyac, está lejos de ser lo que fue, cuando tenían corrientes cristalinas que permitieron a las comunidades establecerse a su alrededor. Por eso es necesario actuar, conscientes de que lo que hagamos hoy o dejemos de hacer definirá en gran medida la calidad de vida de nosotros en el mediano plazo y de nuestros hijos”, indicó.

El alcalde Banck resaltó que rumbo al 500 aniversario de la fundación de la ciudad de Puebla, “vamos a devolverle a la ciudad, el río que le vio nacer”.